«Nuestros hábitos suponen una manera de suceder las cosas, una vaga coherencia del mundo» (Adolfo Bioy Casares)

Los hábitos rigen buena parte de nuestra actividad diaria y los realizamos sin que sean decisiones conscientes: operamos en una especie de modo automático de acuerdo a comportamientos aprendidos a lo largo del tiempo.

Esta es una de las tesis principales que encontrarás en el libro «Buenos hábitos, malos hábitos» de la psicóloga Wendy Wood, una investigadora y profesora con una amplia experiencia en este campo. (Enlace a la web en inglés del libro)

No incluiría a este libro en la categoría de «autoayuda», en el sentido que ofrezca múltiples recetas para la creación o modificación de hábitos. Aunque hay recomendaciones, son más bien genéricas, con algún ejemplo específico para entenderlas.

Es más un ensayo de psicología -al estilo «Pensar rápido, pensar despacio» de D.Kahneman- escrito para una audiencia generalista con un estilo asequible que nos describe nuestro yo habitudinal (en contraposición al yo consciente) y explica cómo funcionan los hábitos, cómo se adquieren, qué es lo que hace que se mantengan o no, todo ello basado en múltiples investigaciones referenciadas a lo largo de la obra.

He encontrado ideas interesantes, como desmontar el mito de la fuerza de voluntad como fórmula eficaz para cambiar nuestro comportamiento a medio-largo plazo, aparte de cuestiones que conocía (o al menos intuía), pero que comprendes mejor tras el análisis que realiza la autora, como las fuerzas impulsoras, las recompensas y las fricciones y el papel que juegan en nuestros hábitos.

Como crítica, diría que algunas cuestiones se me han hecho un poco repetitivas o quizás se podrían haber presentado y analizado con menos extensión sin perder claridad y rigurosidad, pero en conjunto es un libro que me ha gustado y resultado útil.

¿He aplicado alguna enseñanza tras leer el libro? Bueno, lo principal ha sido una revisión general de hábitos y rutinas para intentar mejorlas (siempre es bueno hacerse una ‘auditoría’ cada cierto tiempo), aparte de idear algunos trucos para cuestiones puntuales que no me gustaba cómo estaban ‘funcionando’ en mi vida diaria.

Un pequeño ejemplo: suelo leer varios libros en paralelo y esa dispersión me dificulta continuar con los que exigen más esfuerzo, centrándome en los de lectura más fluida. En más de una ocasión dejo aquellos a medias porque conforme pasa el tiempo me cuesta más retomarlos. Ahora, si tengo interés en un libro ‘difícil’ lo mantengo abierto en un atril de mesa  (si es formato papel), al lado del ordenador donde paso buena parte del tiempo. Tenerlo continuamente a la vista y poder continuar inmediatamente la lectura en un momento de quiero descansar, cambiar de tarea,…me anima a seguir con él. Esa reducción de ‘fricción’, aunque sea pequeña, ha supuesto un cambio apreciable y me ha hecho abandonar menos libros e incluso leer más en general.

Nota: este libro lo finalicé antes de que empezará toda la cuestión del coronavirus y el actual confinamiento en que estamos. Quizás ahora sea aún más útil para los que han tenido que cambiar radicalmente de rutinas y les pueda servir para crear nuevos hábitos que sean beneficiosos para su vida. ¡Ánimo y cuidaos mucho! 

 

Última modificación: 23/06/2020

Comentarios

No sabía de este libro, pero parece interesante. ¿Está en formato electrónico?
Gracias

    Sí, que sepa está en formato ePub, Kindle, Nook y quizás algún otro. Puedes buscar en Internet y te saldrán distintas librerias que lo ofrecen en digital.

Comenta o responde a los comentarios

Tu dirección de correo no será publicada.