Go to english version

«Probablemente es usted hombre de negocios, ¿no es así? ¿Más o menos? ¡Excelente respuesta! Y también muy cuerda, pues en todo siempre somos más o menos.»

La caída (Albert Camus)

La divulgación del conocimiento

Me atrae la divulgación de la ciencia y disfruto leyendo (y analizando cómo lo hacen) a quienes te acercan a ella o a cualquier otro campo del conocimiento. Creo que todo esta interrelacionado y se complementa.

Es cierto que en ocasiones puede tratarse de un conocimiento ligero y superficial, pero hay que aplaudir a los autores que consiguen explicarnos ideas complejas de forma comprensible y amena sin perder rigurosidad.

Una divulgación de calidad, como complemento a la educación formal, creo que es una de las herramienta más potentes para mejorar la sociedad.

¿Por qué firmar como un ‘diletante’?

Quizás sepas que esa palabra viene del italiano, «el que se deleita», el que disfruta del conocimiento o la práctica de las ciencias y las artes pero no es un profesional de ellas.

Tiene una segunda acepción peyorativa: la de aficionado que no se ha esforzado ni profundizado lo suficiente, con una opinión o desempeño de valor dudoso. Ya se sabe: «filósofo de salón» (o de la materia que toque en cada caso).

Me licencié en Física, pero mi carrera profesional ha ido por otros derroteros, así que asumo las dos connotaciones y no trato de simular que soy científico o experto en las materias de las que comento.

En cualquier caso leo con frecuencia sobre ciencia -en especial filosofía de la ciencia- y trato de complementar con otras materias que también me atraen: economía, psicología… Eso solo te convierte en un aprendiz permanente, pero se disfruta mucho por el camino.

¿Por qué un blog?

Empezar un blog cuando están en retirada frente a las redes sociales parece un contrasentido.

Posiblemente lo es, pero de la Web siempre me ha gustado la idea de poder crearte tu propio espacio sin ninguna limitación, ni reglas, ni dependencia de un tercero y por supuesto sin que saquen partido a tus datos sin saber muy bien cómo.

¿Pero no se trata de conseguir audiencia cuando publicas? Seguramente, pero si ya es muy díficil en las redes, cuando vas por libre, competir por atención con la cantidad de buenos contenidos que hay en la Web es imposible.

Así que me lo he planteado como proyecto personal, más para pensar y comentar ‘en voz alta’, para guardar y ordenar ideas de las cosas que leo, sin más pretensiones.

Si algo gusta o sugiere ideas a alguien, bienvenido sea.

Conclusión: ¿de qué va esta web?

El objetivo principal -pero no único- será compartir referencias a libros y contenidos divulgativos que voy descubriendo, en español o inglés, sin importar cuando se publicaron.

Para mí, la categoría «divulgación» será muy amplia: desde guías de introducción o libros para aprender y/o pensar sobre una materia, pasando por ensayos y artículos especulativos o hasta alguna publicación académica si creo que son ‘asequibles’ para alguien no profesional en ese tema.

Quizás sería mejor llamarlo «conocimiento para no especialistas con mentes inquietas», o algo similar, pero quedaba muy largo 🙂

No será un blog monotemático, se colarán referencias a otras cosas que me gustan y a veces parecerá errático. Es lo que tiene el diletantismo: no estás obligado a seguir una línea recta y reglada.

Espero que en este sitio descubras alguna cosa nueva que no conocías y con la que puedas disfrutar. Si es así, habrá valido (mucho más) la pena.

Última modificación: 16/04/2020