David Deutsch es un físico israelí, formado en las universidades de Cambridge y Oxford, que es capaz de pensar sobre temas de gran calado de una manera muy original.

Me parece un ejemplo sobresaliente de pensamiento ‘out of the box‘ que no rehuye especular sobre cuestiones fundamentales de una manera radical y provocativa, aunque quizás a veces caiga en una cierta autosuficiencia. 

Pionero en el campo de la Computación Cuántica, destacado defensor de la interpretación  «Many Worlds» de la Mecánica Cuántica, se dio a conocer a un público más generalista con su libro «La estructura de la Realidad (Fabric of Reality)», aunque voy a comentar sobre otra obra posterior publicada en 2011: «El comienzo del infinito».

El subtítulo del libro: «explicaciones que transforman el mundo», es una de las tesis fundamentales que establece Deutsch y se refiere a la naturaleza y  alcance de las teorías científicas y el poder que tienen para proporcionarnos un conocimiento ilimitado. Anoté algunas de las características que enumera:

  • Las teorías científicas son explicativas, nos dicen ‘qué hay ahí afuera’ y ‘cómo se comporta’ la realidad en que vivimos.
  • Son un acto de creatividad de la mente humana: no las leemos en la Naturaleza, ni ella nos la transmite, ni vienen de la experimentación.
  • Son conjeturas audaces que hacemos buscando buenas explicaciones y que exponemos a la crítica y a la falsabilidad; debe ser comprobables mediante observaciones o experimentación.
  • No son por tanto inmutables ni perfectas, ni se reconoce ninguna fuente de autoridad humana o revelada, sino que están predispuestas a ser mejoradas, cambiadas, evolucionar para crear mejores ideas, más verdaderas, acertadas y explicativas.
  • Una buen explicación no solo describe correctamente y de la forma más completa posible la realidad en la que estamos inmersos, sino que también deberíamos, a partir de ellas, poder hacer predicciones de comportamiento de cosas o fenómenos que no vemos aún.
  • También deben explicar cuestiones que estén en otro contexto de mucho más alcance (por ejemplo, no solo fenómenos en la Tierra sino en otros planetas o el Cosmos en general) y además, deben seguir siendo válidas aunque se descubra un nuevo elemento o hecho que no supiéramos con anterioridad.
  • Son por tanto de una naturaleza completamente distinta a los Mitos antiguos que explicaban todo sin explicar nada realmente, no aportaban ninguna predicción testable y se iban modificando arbitrariamente para que sus explicaciones siguieran ‘funcionando’ y se acomodaran a cualquier nuevo hecho o situación de nuestra realidad. En el fondo, cualquier Mito era intercambiable por otro y no había manera de comprobar cuál era el correcto (y en cierta manera eso lo achaca también a las religiones)

Diría que el libro es en buena parte una exposición de su epistemologíaconocimiento del conocimiento», como la define en un diálogo ficticio entre Sócrates y Hermes-.

Subscribe las ideas de Karl Popper al que cita bastante -toda teoría debe ser falsable (refutable) mediante datos u observaciones empíricas- y rechaza el inductismo, es decir, que la elaboración de teorías generales se haga a partir de hechos observacionales particulares.

No cree en el reduccionismo extremo y que podamos explicar todo solo a partir de los componentes físicos más básicos (partículas elementales, campos y fuerzas fundamentales…). Entiende que surgen distintos niveles de ‘emergencia’ según aumenta la complejidad de los sistemas y es en base a los elementos y conceptos básicos que integran esos niveles (biológico, antropológico, …) con los que se deben elaborar esas explicaciones.

Deutsch se muestra optimista con lo que puede llegar a ser y hacer el ser humano ya que considera que somos ‘constructores universales’ de conocimiento: aunque nuestros sentidos estén limitados bioquímicamente, nuestra capacidad de razonar y pensar es de alcance general. 

El ‘inicio‘ -al que hace referencia el título del libro- de la explosión de conocimiento humano lo asocia a la ‘Ilustración‘ (Enlightement), la adopción de un modo de pensar crítico y racional, con un rechazo de la autoridad como fuente de validez, que tiene muchas similitudes con las características de ese período histórico.

Gracias a la Ilustración, el hombre comienza a desarrollar ese conjunto de herramientas de pensamiento que proporcionan buenas teorías explicativas y científicas. Se inica el cambio de un modelo de sociedad de creencias y estructura estáticas con una visión muy limitada (parochial) -condenadas a la extinción si habia una gran disrupción en el entorno-, a sociedades dinámicas, basadas en una generación de conocimientos que le permiten afrontar la vida y sus condiciones cambiantes.

En cuanto al ‘infinito‘ cree que la generación de conocimiento y el progreso no tiene límites y que no podemos prever todo lo que seremos capacer de idear o hacer, que estará solo limitado por las leyes físicas. En cualquier punto en que nos encontremos siempre habrá más por conocer e idear que lo que ya sabemos -lo que implica entre otras cosas que lo desconocemos ahora es enorme-

Para Deutsch, hay dos máximas: «los problemas son inevitables», pero también que con el suficiente conocimiento todos «los problemas son solubles».

Hay muchas más cuestiones que plantea en el libro (no pretendo hacer un resumen completo), pero mencionaré otra idea que en estos ‘tiempos de Coronavirus’ cobra especial relevancia: según Deutsch, solo gracias al conocimiento podremos adaptar el ambiente a nuestra supervivencia y desarrollo porque la biosfera no está diseñada para ser benevolente con nosotros (yo diría que es algo recíproco) y uno de sus  ejemplos es la pandemia de Peste que asoló a la Humanidad en la Edad Media.

Desde luego no piensa como Leibniz que vivamos en el ‘mejor de los mundos posibles’ y lanza una cuestión interesante y provocadora:

¿Seremos capaces en el futuro de simular un Universo mejor, más complejo, más hermoso y más ‘moral’ que el que vivimos actualmente? (las comillas las pongo yo)

Este desafio intelectual que plantea (y que más de uno ya nos habremos formulado antes) es de enorme calado en cuanto a la concepción  de nuestra existencia y el origen de todo lo que nos rodea.

En resumen, me ha gustado el libro. Si uno sigue sus reflexiones es fácil que acabe sorprendiendo en mas de una ocasión con ideas o enfoques brillantes, originales, que te abren nuevas perspectivas y te hacen reflexionar, y eso para mí es su verdadero valor.

Como crítica, creo que algunas ideas no me parecen estar suficientemente elaboradas y argumentadas, al menos para presentarlas como afirmaciones categóricas sin matices. Es un pensador muy inteligente y capacitado, pero cuando se aleja del campo científico su dominio no creo que sea tan profundo. No entro en detalles porque mi visión personal de cuestiones que expone sobre filosofía, estética o moral no son relevantes, pero sí  mencionarlo por si os ocurre lo mismo tras leerlo.

Lo dicho, un libro a tener en cuenta.

Última modificación: 23/06/2020

Comentarios

Comenta o responde a los comentarios

Tu dirección de correo no será publicada.